En este año tan especial como es el del 40º Aniversario de la Banda de Las Cigarreras, el ciclo de conciertos Manolo Pardo… In memoriam también será muy especial. Y es que los sones en memoria del que fue nuestro maestro, saldrán por primera vez de la ciudad de Sevilla y de su cuaresma.

Desde de Las Cigarreras teníamos claro desde el primer momento que el Ciclo de conciertos de Manolo Pardo de este año 2019 debía ser más especial si cabe, visitando algún templo emblemático en el que nuestra música aún no hubiese sonado y otro en el que las cuatro décadas que cumplimos alcanzasen una gran emotividad.

Así, la Ermita del Rocío, ante la Blanca Paloma, y la Iglesia de los Terceros, sede de nuestra querida Hermandad de la Cena serán los lugares donde nuestra música rinda su anual homenaje al que fue el precursor de la música cigarrera.


Un formato diferente por nuestro 40º Aniversario

Si ya interpretar nuestros sones ante la Virgen del Rocío no fuese algo suficientemente extraordinario, las circunstancias que rodean a la Iglesia de los Terceros y su reapertura tras el proceso de restauración al que se ha sometido en los últimos años han hecho que este segundo concierto no pueda realizarse durante la cuaresma, haciendo que se desplace a una fecha muy especial para Sevilla como es la víspera del Corpus Christi.

Cartel del VII Ciclo de Conciertos Manolo Pardo, obra de Paula Arquero
Cartel del VII Ciclo de Conciertos Manolo Pardo, obra de Paula Arquero

De este modo el primero de los conciertos, en la Ermita del Rocío, tendrá lugar el día 23 de marzo de 2019 a las 21 horas bajo el nombre de Rocío, Reina del Universo. El concierto contará con un repertorio seleccionado a conciencia para tal ocasión y algunas sorpresas como la presentación de nuestro Cartel de Semana Santa 2019. Todos los detalles sobre este concierto serán anunciados en los días previos al mismo, a través de nuestra página web y nuestras redes sociales.

Por otra parte, el 19 de junio de 2019 a las 21 horas tendrá lugar el segundo concierto bajo el título de Gloria a Cristo Jesús, siendo esta una de las frases del Himno del XXII Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Madrid en 1911. La temática de este concierto será íntegramente relacionada con nuestro 40º aniversario y la unión que la Hermandad de la Cena y nuestra Hermandad de Las Cigarreras mantienen en la música y en el templo de los Terceros.


El cartel, obra de Paula Arquero

El dibujo que ilustra el cartel de este VII Ciclo de conciertos Manolo Pardo… In memorian lleva la firma de nuestra compañera de la segunda voz de cornetas Paula Arquero, quién ha ejecutado a lápiz y acuarela la idea original de Ismael Jiménez Lunar.

En ella, el Señor de la Sagrada Cena se nos muestra como motivo principal rodeado de los dos sagrarios de los templos donde serán los conciertos, todo ello envuelto por por el resplandor que forma el contorno de la corona de la Coronación de la Virgen del Rocío.

¿Quién es Manolo Pardo?

Natural de Zahinos (Badajoz), tiene su vinculación con la Banda de Las Cigarreras allá por el periodo comprendido entre 1979 y 1980, cuando en una de sus sesiones de “footing” por las inmediaciones del recinto de la feria, se acercó a un grupo de jóvenes, germen de lo que hoy conocemos como Las Cigarreras, los cuales intentaban tocar con más voluntad que conocimientos marchas de cornetas y tambores, y de forma desinteresada se ofrece a echarles una mano. Pronto cambiaría sus sesiones de “footing” por largas noches de ensayo junto a ellos, poniendo las primeras bases de donde se sustenta la música que hoy día conocemos como estilo de Las Cigarreras.

Bajo su tutela, la Banda dejó el estilo de la Guardia Civil y se centró definitivamente en las composiciones del llamado en Sevilla estilo de la Policía Armada, que no era otro que el creado por el genial músico linarense Alberto Escámez López, estilo que en su día importó la banda de la Policía Armada de Sevilla y del cual Manolo Pardo era un gran conocedor.

Cuando se produce este cambio se abre un debate  sobre la conveniencia de mantener en las interpretaciones de las marchas los instrumentos adoptados para realizar los bajos, llegando al acuerdo de mantener las trompetas, lo que sería a la postre uno de los primeros sellos de identidad del estilo de la Banda de Las Cigarreras.

Bajo la directriz de Manolo Pardo, en un corto periodo de tiempo, la Banda comenzó a trabajar de oído todo el repertorio clásico de las bandas de cornetas.  Una vez terminado dicho repertorio, Manolo Pardo se hace con una serie de partituras del archivo de la Banda de la Policía Armada, las cuales nunca habían sido interpretadas en Sevilla, llevándolos a estrenar marchas inéditas de los compositores clásicos del estilo.  Sirva como ejemplo de este último comentario la composición de Zueco Ramos La Soledad de San Pablo, cuya primera interpretación conocida la realiza la Banda de Las Cigarreras.

El hecho de que la Banda comenzara a trabajar composiciones inéditas, unido a la falta de conocimientos musicales de sus componentes de entonces, hizo necesario la colaboración de músicos externos que aportaran su sapiencia como complemento a los recursos con los que contaba la Banda en esos momentos. En esta faceta habría que destacar a D. Bartolomé Gómez Meliá, quien colaboró puntualmente con la Banda y junto a Manolo Pardo alentaron a los componentes para que comenzaran a adquirir las primeras nociones de solfeo, para en un futuro no muy lejano poder hacerse cargo de la dirección musical de la misma.

Hasta su prematura muerte, acaecida el Domingo de Resurrección de 1991, estuvo muy vinculado a la Banda y siempre colaboró en los proyectos musicales de la misma.  Así, generación tras generación, su nombre siempre ha estado presente en la vida de la Banda de Las Cigarreras, no solo por todo cuanto aportó como músico sino también como persona, siendo considerado su Maestro.


Sólo queda disfrutar de la música

Con todos estos alicientes, solo nos queda agradecer a la Hermandad Matriz de Almonte todas las facilidades para que nuestro concierto en la Ermita sea posible, así como a nuestra querida Hermandad de la Cena por dejarnos una vez más visitar la que es su casa. ¡Os esperamos a todos!