21 de noviembre de 2017

Cabecera
Martes Santo 2017: Jesús ante Anás

Martes Santo 2017: Jesús ante Anás

La luz del atardecer se hacía notar en el barrio de San Lorenzo, el ambiente, como cada Martes Santo, tenía un sabor especial. Y es que las túnicas blancas de cola se dejaban ver en los alrededores de una de las plazas más bellas de nuestra ciudad como presagio de lo que estaba a punto de ocurrir en esa tarde de 11 de abril: La Hermandad del Dulce Nombre haría su estación de penitencia. 

La jornada del Martes Santo sevillano discurrió con tranquilidad en este 2017: Nada que ver con la incertidumbre vivida con la lluvia el pasado año ni con los clásicos retrasos que se suelen dar en una jornada que año tras año clama por una reforma en su composición.

Con el genuino marcar del reloj de la torre, a las 20:15 horas ponía la Hermandad de la Bofetá su cruz de guía en una plaza abarrotada, que además tenía la basílica del Señor del Gran Poder con sus puertas abiertas de par en par. Poco después los ciriales precedían al misterio de Jesús ante Anás, que este año continuaba con su progresiva restauración, luciendo como nunca elementos como los candelabros, el trono de Anás o el pebetero.

Tras una espectacular salida, donde sonaron Señor de Sevilla, La trabajadera de metal, Dulce Nombre de María y Llora la esperanza, el misterio se adentraba en la estrechez de Cardenal Spínola  dando paso como cada año a los momentos más íntimos de la banda junto al Señor ante Anás. Ya en la Gavidia, y tras el canto de una saeta, sonaría una de las últimas marchas dedicadas a la Hermandad del Dulce Nombre: Ante Anás… El Hijo de Dios, a la que seguiría Sagrado Decreto, llenando de aplausos la plaza.

Poco antes de llegar a la carrera oficial, la Hermandad de la Bofetá protagoniza una de las revirás donde cada año se suele interpretar alguna de las novedades musicales, la revirá de Las Cortes con Jesús del Gran Poder. Lux Aeterna, de Francisco Javier Torres Simón, fue la marcha que se pudo escuchar en esta ocasión.

Con la novedad de apenas sufrir retraso en esta zona, que habitualmente soporta el tiempo que se ha ido acumulando en la jornada del Martes Santo, el llamado tribunal de San Lorenzo se adentraba en la carrera oficial con los sones de  marchas como Réquiem, Refúgiame, Dulce Nombre de María y En mis recuerdos. Un repertorio lleno de recuerdos escondidos tras cada una de sus notas para un tramo destacado del recorrido, por la presencia de la televisión, que hace que las imágenes de la Hermandad lleguen a todos cuantos están lejos de Sevilla o no han podido hacer estación de penitencia por algún motivo.

El ritmo de la cofradía no se alteró en ningún momento durante el recorrido oficial, dejando las naves catedralicias a la hora prevista, ya en la madrugada del Miércoles Santo. Comenzaba así un recorrido de vuelta a San Lorenzo que tiene sus más bellas estampas justo en este entorno de la zona de la Catedral.

Marchas como La Milagrosa o Costalero del Soberano arrancaban los aplausos del público que se agolpaba en la calle Alemanes, así como las románticas melodías de Dios Padre, Dios del Amor o Una palabra tuya hacían las delicias de quienes esperaban a la cofradían en Hernando Colón.

  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: La Bofetá
  • Martes Santo 2017: El Dulce Nombre

Fue a partir de la Plaza Nueva donde la Hermandad del Dulce Nombre aceleró su discurrir realizando así un mayor esfuerzo para ganar tiempo y evitar que la entrada, que ya de por sí es a altas horas de la madrugada, se fuese a horas aún más tardías. De este modo, el cambio de recorrido que en 2016 se realizó por motivos de lluvia y que consistía en discurrir por la calle Trajano en lugar de Jesús del Gran Poder se mantuvo en este 2017 con este fin.

Marchas como Reinas del Baratillo, Un cielo para mi Virgen, Divina Pastora de Cantillana, PrendidoEsa espina de tu cara, Cordis Mariae se sucedían tras el misterio bofetero por Tetuán, el Duque y Trajano, con unos imponentes andares fruto del buen hacer de la cuadrilla comandada por los Hermanos Gallego.

Ya con el cortejo llegando a la Plaza de San Lorenzo, el misterio de Jesús ante Anás protagonizaba la penúltima revirá del recorrido, la que lleva de la calle Trajano a Conde de Barajas. En esta ocasión, se podrían escuchar En tu Buena Muerte e Y fue azotado.

La entrada del misterio de la Bofetá con la Plaza de San Lorenzo a oscuras es uno de los momentos no ya del Martes Santo, sino de la Semana Santa de Sevilla. Y en este 2017 la Hermandad quiso hacer de este momento algo muy personal: Desde el inicio de Conde de Barajas hasta el interior del templo sonarían todas las marchas que la Banda de Las Cigarreras ha dedicado a la Hermandad a lo largo de su historia.

Para comenzar esta sucesión de marchas bofeteras, volvería a sonar la que Cristóbal López Gandara dedicara al Jesús ante Anás en 2016, Ante Anás… el Hijo de Dios. Tras ella, uno de los estrenos de este año, Y dijo Anás… del querido Pedro Manuel Pacheco. Una marcha que describe en cada uno de sus pentagramas lo que momentos después sucede en la entrada de la cofradía…

Y ya de nuevo en San Lorenzo… los sones más añejos de la Bofetá en una de sus marchas más insignes de cornetas y tambores: Jesús ante Anás, de Bienvenido Puelles Oliver, Miradas de Dulce Nombre, de David Álvarez García y la marcha que es prácticamente un himno para todos hermanos del Dulce Nombre, Dulce Nombre de María, de Diego Alejandro Moreno Álvarez.

Una entrada diferente que ponía el broche de oro a un nuevo Martes Santo esplendoroso, y donde una vez más el binomio formado por los sones de Las Cigarreras y la Hermandad del Dulce Nombre dejaron momentos para el recuerdo de todos los cofrades.

Sobre el autor

Director de comunicación. Componente en la segunda voz de cornetas.

Comenta la noticia con tu cuenta de Facebook

Noticias relacionadas

X