El pasado sábado 15 de septiembre de 2018, todos los amantes de la música cigarrera y los devotos de la Hermandad Sacramental de San Juan Bautista, en la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache, sufrimos la desilusión de no haber podido realizar la Salida Extraordinaria acompañando al Cristo del Amor para celebrar el 275 aniversario de la fundación de dicha corporación.

Así pues, nuestro debut musical de esta temporada tan ilusionante, que nos llevará hasta el año de nuestro 40º aniversario, tuvo lugar el sábado 22 de septiembre. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Amargura de Beas (Huelva), celebraba el 75 aniversario de la imagen del Señor de Clarines, popularmente así conocida, y esculpida por el imaginero Antonio León Ortega en el año 1943. La Banda de Las Cigarreras se mostró encantada de poner música a dicho acontecimiento que concurría en aquella provincia a la que aguardamos tanto cariño.

La procesión daba comienzo en torno a las 21 horas desde la parroquia de San Bartolomé, sita en el centro de la citada localidad onubense. La banda llegaba a paso de ordinario con sones de Por si acaso y Nos vemos a las 7. Sólo procesionó el Señor en su paso habitual, sin el Cirineo que suele acompañar, tras Él, la salida de la cofradía cada mañana de Viernes Santo.

Con el paso en la calle y después de ser interpretada la Marcha Real, se procedió a colocar la parte de arriba de la cruz así como parte de los respiraderos y, posteriormente, pudieron ser escuchadas las composiciones Cordis Mariae, Pasión, Muerte y Resurrección y Ante Caifás… El Hijo de Dios.

A pesar del calor que hacía a esas horas de la noche, todo transcurría con normalidad y gran afluencia de público. Después de un recorrido por la mayoría de las calles del centro del pueblo, el paso del Señor se dirigía a la calle Nuestra Señora de los Clarines, que le llevaba de vuelta a la parroquia. Los costaleros hicieron dicha calle, que tiene una considerable pendiente, de una sola chicotá. Las marchas que interpretó la banda fueron Y fue Azotado, María, Reina y Madre, Ave María, En Mis Recuerdos… y Amor de Madre.

Como estaba previsto, la procesión extraordinaria terminó a la 1 de la madrugada con la entrada del Señor de Clarines en la parroquia de la plaza de Beas.

Por último, agradecer a título personal el grato acogimiento que recibimos y el trato y amabilidad de los lugareños y de todos aquellos que asistieron al acontecimiento.

Os esperamos en nuestra próxima actuación, el día 6 de octubre en Doña Mencia (Córdoba), donde nuestra música acompañará a Nuestro Padre Jesús Cautivo en la procesión extraordinaria por su 25 aniversario.

Foto: Salva López