Las Cigarreras sonó por tierras pacenses

La Banda de Las Cigarreras participó en el XV Certamen Virgen de la Esperanza de la localidad de Zafra durante el primer domingo de cuaresma 2019.

633
Las Cigarreras sonó por tierras pacenses

¡Y llegó la Cuaresma! Por fin, esta fecha del año que descubre nuestros sentimientos más profundos, y que los eleva allí dónde sobran las palabras, porque el fervor nos mueve hacia la Semana Mayor, la cuál, estamos seguros de que vendrá plagada de nuevos momentos imborrables.

De modo que el día 10 de marzo de 2019, primer domingo de Cuaresma, tuvimos el placer de compartir escenario con otras tres formaciones pacenses en el XV Certamen Virgen de la Esperanza de la localidad de Zafra. Estas formaciones fueron la Agrupación musical Nuestro Padre Jesús Nazareno de Jerez de los Caballeros, la Banda de cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús Nazareno de Villanueva de la Serena, y por supuesto, la anfitriona, la Banda de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza de esta localidad, que fue quién tuvo a bien organizar este certamen.

Desde que llegamos al municipio, ya notamos el entusiasmo del público que nos recibía con cariño, incluso pedían fotografías con algunos de nuestros componentes… Todo hacía presagiar que se daría una tarde estupenda.

Y después de escuchar los sones de la Banda de Zafra, nos dispusimos sobre el escenario con nuestra habitual formación.

Este concierto se dividía en dos partes, en la primera, interpretamos las marchas Sobre los pies te lleva Sevilla, Noches de Lunes Santo, Prendido y Lux Aeterna. Marchas que levantaron el ánimo del público que nos premió con un generoso aplauso. Decimos que el concierto se dividió en dos partes, debido a que después de estas cuatro composiciones, se procedió a la entrega de los correspondientes recuerdos, a las formaciones participantes.

Después de esto, se produjo un detalle curioso, y es que dos componentes de la Banda del Nazareno de Zafra, una vez finalizada la entrega de recuerdos que ellos mismos realizaron, situaron dos sillas alrededor de nuestros músicos del grupo armónico, y se sentaron para escuchar el concierto junto a nosotros. Sin duda alguna, ha sido uno de los detalles más llamativos, que hemos visto durante estos años.

Así comenzó la segunda parte del concierto, en la que sonaron las marchas, Y dijo Anás…, Inspiración, y además, dos de las últimas composiciones que hemos añadido a nuestro repertorio, Ante Pilatos… El hijo de Dios, y Silencio, ante Herodes… El hijo de Dios.

Con ello, se ponía fin a nuestra colaboración en el certamen, sin embargo, nuestro director, Dionisio Buñuel, entendió que era oportuno cerrar este concierto con dos de nuestras legendarias composiciones, y de esta forma, agradecer la inusitada atención que recibimos del público asistente.

Por ello, sonaron las marchas Amor de Madre y Costalero del Soberano, la cuál se enlazó con la Marcha Real para, de este modo, simbolizar el final a una gran jornada de música cofrade.

No nos queda más que agradecer a la Banda del Nazareno de Zafra, por contar con nosotros para este certamen, que estando dentro de nuestro 40º aniversario, recordaremos por siempre.