El viernes 8 de marzo de 2019 la Banda de Las Cigarreras participó en el acto de presentación del Cartel de Semana Santa 2019 de los amigos de Cinturón de Esparto. Una participación que fue mucho más especial de lo de costumbre tanto por el contenido como por la forma.

En el momento que desde la Banda de Las Cigarreras supimos que la Hermandad que iba a protagonizar este cartel iba a ser la Hermandad del Cachorro, siempre se buscó el orientar el concierto a esta Hermandad. Aunque el repertorio de Las Cigarreras no tiene prácticamente ninguna composición que esté vinculada a esta querida hermandad trianera, sí existe una vinculación entre la Banda y la Hermandad: Las Cigarreras puso sus sones al Señor de la Expiración al comienzo de los años ochenta.

Así pues, y aprovechando un guiño al 40º Aniversario de la Banda, se dispuso un concierto con el repertorio y la instrumentación que Las Cigarreras disponía en aquella primera década.

En esta etapa, la Banda de Las Cigarreras era una banda mixta, es decir, interpretaba marchas tanto de la Banda de cornetas y tambores de la Policía Armada como de la Agrupación musical de la Guardia Civil. Todo ello con una instrumentación formada por cornetas, trompetas, trombones, caja, tambores, bombos y platos.

En lo referente al concierto, comenzó un poco más tarde de lo habitual, y es que la ciudad se encontraba ciertamente colapsada por las manifestaciones que tenían lugar por ser el día de la mujer. Pasadas las 21 horas, se podían escuchar los primeros compases de El Santísimo Cristo del Amor.

Con la conducción del acto de Manuel Lamprea y la presentación de Víctor García-Rayo, poco después de esta primera marcha se descubría el cartel protagonista de la noche, obra de Nuria Barrera: Una bella y nostálgica estampa del palio de la Virgen del Patrocinio de vuelta.

Posteriormente, sonarían marchas como Nuestra Señora de Consolación y Lágrimas, Perdona a tu pueblo, La Sentencia de Cristo o Soledad de San Pablo. Sones añejos que deleitaban especialmente a los más mayores del lugar, bañados por la nostalgia de aquella Semana Santa.

Tras la pertinente tanda de entrega de recuerdos y agradecimientos, la Banda de Las Cigarreras se disponía a interpretar la última marcha del repertorio cuando sucedió el momento más memorable de la noche. Cristo del Soberano Poder fue la primera marcha que Bienvenido Puelles compuso para Las Cigarreras y Dionisio Buñuel, a viva voz, quiso hacer mención al autor allí presente, con unas bellas palabras en las que lo reivindicaba como el creador de un estilo y una forma de entender la música del que posteriormente han bebido todas las bandas de Andalucía. Tras ello, ambos se fundieron en un emotivo abrazo en mitad de la ovación más prolongada de la noche.

Tras la interpretación de Cristo del Soberano Poder concluía este acto en el que la Banda de Las Cigarreras ha participado por segundo año consecutivo prolongando la relación que nos une con Cinturón de Esparto. Como siempre, agradecer tanto a estos compañeros como al público asistente el cariño que nos profesan y nos hacen llegar en cada actuación.