Publicado el

La noche de Canela y Clavo

Concierto de Las Cigarreras en Los Gitanos 2024.

Una vez más, Las Cigarreras volvió a sonar en concierto en esta pre-cuaresma 2024. El Santuario de la querida Hermandad de los Gitanos fue testigo de lo que para muchos músicos será, uno de los actos más bonitos y emotivos que hayan vivido con el fajín morado.

Cayó la noche del viernes 9 de febrero en Sevilla, y conforme se acercaba la hora del ansiado concierto, los asistentes se fueron agolpando en las inmediaciones del Santuario en el cual, no entraba ni un solo alfiler.

Los nervios en la Casa Hermandad estaban a flor de piel, tras afinar y al borde de la hora del concierto, los músicos fuimos accediendo para comenzar. El concierto se dividió en 2 bloques de marchas y entre medias, el estreno de la nueva composición, obra de nuestro compañero José Carlos Garrido con arreglos de Cristóbal López Gándara.

En la primera parte del concierto, sonaron las marchas La Cruz Gitana, Divina Pastora de Cantillana, que cumplía 30 años desde su composición y debido a la vinculación de la Hermandad de los Gitanos con la Pastora de Cantillana; y Sobre los pies te lleva Sevilla. Con la intervención del presentador Nacho Sánchez, dio entrada a uno de los momentos culmen de la noche, el estreno de Y en la otra orilla… obra dedicada a todos los músicos que han pasado por las filas de nuestra corporación y a tantos años de trabajo, de ensayo y entrega.

El segundo bloque, a su vez, se dividiría también en dos. En la primera parte, sonaron Sagrada Eucaristía e Inspiración. Tras esto, pudo llegar uno de los momentos más emotivos de la noche junto al estreno. Sonó la marcha En mis Recuerdos… obra que sonó por primera vez en este mismo Santuario hace 12 años, pero esta vez, tenía un carácter especial, y es que la banda, quiso tener más presente que nunca, a nuestro compañero Manuel Pineda, quien fuera músico de nuestra formación y hermano de la corporación de los Gitanos, tristemente fallecido en el año 2021.

Con esto, dio por concluido el programa anunciado del concierto, pero no por ello, concluyó el acto. De carácter especial, la banda interpretó una obra hecha para banda y flauta rociera, dedicada a la Hermandad de los Gitanos, con la interpretación de la gaita rociera de Gustavo Pedrero y con Las Cigarreras, realizada por Pedro Manuel Pacheco, en la que sonaron pequeños fragmentos de marchas dedicadas a los titulares de la Hermandad: Virgen de las Angustias, Madre de los Gitanos Coronada, Enmanuell, Costaleros Gitanos, La Saeta y, como culmen, la Marcha Real.

Sin duda alguna, el trabajo de estas últimas semanas, se vio recompensado con la ovación del público que se congregó en el Santuario, en una de las noches más especiales que viviremos este año.

Pero si la emoción ya estaba a flor de piel tanto en músicos como respetable, las lágrimas fueron imposibles de contener cuando la banda hizo entrega de un recuerdo a la familia de Manuel Pineda. Su mujer, Noelia y su hijo Alonso, quién actualmente es corneta de la banda Sagrada Columna y Azotes, se fundieron en un emotivo abrazo. Alonso nos acompañaba en esta noche junto al banderín de Las Cigarreras.

A su vez, por iniciativa propia de su grupo, los bajos, componentes actuales y antiguos que compartieron filas con Manuel Pineda, hicieron entrega a la familia de un obsequio, con la autoría de José María Hoyo. Sin duda uno de los momentos más especiales y emotivos que la banda ha vivido en su historia.

Y por último, como viene siendo habitual los días de estreno, se volvió a interpretar la marcha de nuestro compañero José Carlos Garrido, para dar así, cierre al concierto y a este último viernes previo a la Cuaresma 2024.

Información del autor
Alex Patón
Alex Patón
Colaborador. Componente en la cuerda de bajos.
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram
LinkedIn