El sábado 2 de febrero de 2019, nuestra banda llegaba a la vecina localidad de Alcalá de Guadaíra, más concretamente a su teatro Riberas del Guadaíra, invitados por la Hermandad Sacramental del Soberano Poder de dicha localidad.

A continuación de las pertinentes pruebas de sonido y sobre las 19:30 horas, daba comienzo este acto, donde se podrían diferenciar dos partes.

La primera de ella comenzaba a dicha hora, con la actuación de la banda Jesús Despojado de Granada, que interpretó una serie de marchas y una de ellas acompañada por el Señor Gañan.

En el segundo acto es donde entraba la actuación de nuestra banda, a las 20:15 y bajo la dirección musical de Pedro Manuel Pacheco Palomo, nuestra banda comenzaba este espectáculo bajo el título Regnum Dei con la marcha Amor de madre, la primera de las dieciséis composiciones que pudimos escuchar a lo largo de la tarde noche del sábado.

Con la voz y locución del gran Miguel Ángel Oliver, se interpretó Una palabra tuya, a continuación entró en escena la primera de las actuaciones de nuestro cantante Guillermo Cano, que tras el Credo cantado, interpretó con la Banda la composición Como una Reina, sería la siguiente una magnifica mezcla de la voz de Guillermo con el conjunto musical de nuestra banda, dedicado a la Esperanza Macarena.

Ave María y En mis recuerdos, marcha que le da título a nuestro último disco, se pudieron escuchar unidas por un tenue y sutil compás de timbal. Seguido de estos momentos emotivos se pudo escuchar la marcha Luz de Misericordia.

Volvió al escenario Guillermo Cano interpretando a compás de tambor una saeta, y a continuación junto con nuestra banda La Saeta de Joan Manuel Serrat, uno de los momentos álgidos de la noche, y que más gustó al público allí presente.

Entramos en la parte en la que nuestra banda interpretaría una serie de marchas, de las mas actuales y de las favoritas de nuestros seguidores, comenzábamos con la marcha Lux Aeterna, hecha para promover y acordarse de todos los donantes de órganos y que Miguel Ángel Oliver recordó en su presentación. Para seguir con la tetralogía de nuestro amigo Cristóbal López Gándara, que evoca los cuatro juicios que tuvo Jesucristo, en primer lugar Ante Anás…El Hijo de Dios, seguida de Ante Caifás…El Hijo de Dios, a continuación Silencio, ante Herodes…El Hijo de Dios, y acabando con nuestra nueva marcha Ante Pilatos…El Hijo de Dios.

Después de esta intensa parte, continuamos nuevamente con la voz de Guillermo Cano, cantando la primera composición que realizó para Las Cigarreras: Lagrimas de Sangre, contando con una gran ovación del público al termino de esta obra. Llegando al final de este espectáculo, el último bloque está dedicado a los costaleros, una parte fundamental de la Semana Santa tal como la conocemos hoy día en nuestras calles.

De este modo, se interpretó Sobre los pies te lleva Sevilla, Inspiración, y para poner un broche de oro, se escucharon los conocidos y célebres acordes de nuestra trompetería, que nos introducirían en la marcha Costalero del Soberano enlazando la Marcha Real.

Al terminar el espectáculo hubo una entrega de cuadros con la imagen de los titulares de dicha Hermandad, hacia Miguel Ángel Oliver, Guillermo Cano y hacia las dos bandas participantes, recogiéndolo en nuestro caso nuestro director Dionisio Buñuel.

Una anécdota de este concierto que aún lo hizo mas especial, es la ampliación de nuestra familia con el nacimiento de la niña de nuestro componente Jesús López Rivera, que se producía con la Banda encima del escenario, justo cuando interpretábamos Como una Reina.

Por último, dar las gracias al público que asistió a este espectáculo, en el teatro auditorio Riberas del Guadaíra de Alcalá, y por la gran acogida a nuestra banda que obtuvimos por su parte, deseamos que disfrutaran en las butacas tanto como nosotros encima del escenario.