22 de enero de 2018

Cabecera
Sábado Santo 2014: Divino Broche de Oro

Sábado Santo 2014: Divino Broche de Oro

En una Semana Santa esplendorosa, el Sábado Santo amaneció con cierta inestabilidad que puso la nota de incertidumbre a  la Semana Grande en Sevilla. Nos encaminamos hacia el arrabal de María Auxiliadora con nubes y un clima que nada se asemejaba al vivido días atrás pero con la tranquilidad de que la Hermandad del Sol si estaba en la calle.

Pasadas las tres de la tarde nuestra cantera, la Banda Sagrada Columna y Azotes, ponía los primeros acordes musicales a la Hermandad de la Trinidad. Arrancaba nuestro Sábado Santo. Al poco tiempo, el espléndido dorado del canasto del Sagrado Decreto asomaba por la puerta de la Basílica a los sones de Amor de Madre y Sagrado Decreto, tras la protocolaria Marcha Real.

La Trinidad por María Auxiliadora
La Trinidad por María Auxiliadora – Foto: José Manuel Adorna en Twitter.

Con andar acompasado y cambios muy bien mandados al son de un repertorio mayoritariamente clásico, los costaleros del Sagrado Decreto nos encaminaron hacia el centro de la ciudad por calles como María Auxiliadora, Valle, o Jáuregui.

El incienso se elevaba por calles como Juan de Mesa o Javier Lasso de la Vega de forma que en conjunción con las imágenes de Dios Padre, Dios Hijo, el Espíritu Santo y la Fe (imágenes que se vislumbran desde la trasera del paso) creaban unas estampas absolutamente místicas al recibir el Sol de cara. De esta manera llegamos a la Campana, donde se interpretaron las marchas Sobre los pies te lleva Sevilla, Alegoría de la Fe, Prendidos a Jesús y Sagrado Decreto. Nuestra séptima Campana, la última tras una semana de vivencias a diario por esta afamada plaza sevillana, y que dejó un buen sabor de boca a todos los presentes.

El Sagrado Decreto por Sierpes.
El Sagrado Decreto por Sierpes – Foto: Manolo Ruiz en Twitter.

Ya en la Catedral, emprendimos un regreso al barrio de la Trinidad que cada año se reparte entre lo bello del recorrido y lo especial para muchos de nuestros componentes, ya que para algunos suponen lo últimos momentos tocando tras años de fajín morado.

[youtube youtubeurl=”C7qqFAtDgCc” ][/youtube]

Especialmente populares fueron las dos cuestas que realizó la Hermandad de la Trinidad, sucediéndose las marchas tanto en la Cuesta del Bacalao como en la Cuesta del Rosario de manera prácticamente continua. Un entorno inigualable en una tarde de Sábado Santo 2014 que empezaba a marcar la cuenta atrás para el final de la Semana Santa con la caída de la noche. Y en este anochecer, después de tanto vivido, sonó en la Alfalfa Refúgiame

[youtube youtubeurl=”lTRwZXeQfFg” ][/youtube]

Es curioso lo que se disfruta interpretando nuestra música tras el Sagrado Decreto, y no sólo por la belleza del misterio o su peculiar andar con el izquierdo por delante. En esta última jornada los recuerdos de toda una semana afloran al interpretar las marchas que días antes interpretamos en distintas Hermandades. De este modo, la interpretación de Eucaristía nos evoca lo vivido hace tan sólo 6 días en Los Terceros, Señor de Sevilla a aquella Plaza de San Lorenzo, el Prendimiento al discurrir de un olivo por la Plaza de San Andrés, o Y fue azotado a esos momentos sobre el Guadalquivir donde antes que recibiendo Azotes, vimos al Señor Por Triana, Soberano

Y así… marcha a marcha, el Sagrado Decreto tiene esa magia de llegar, recuerdo a recuerdo, de nuevo al cancel salesiano. El cancel de los sueños consumados. Es el fin de nuestra Semana Santa, o quizás el comienzo de la siguiente. Una nueva noche en la Trinidad, donde nuestro broche de oro con el Sagrado Decreto no pudo tener mejor punto final musical: En mis recuerdos…

Crónica: Juan José Dorado | Foto principal: Eduardo Fernández |Fotos: Alejandro Mármol

Sobre el autor

Director de comunicación. Componente en la segunda voz de cornetas.

Comenta la noticia con tu cuenta de Facebook

Noticias relacionadas

X