27 de Marzo de 2017

Cabecera
Y Huelva se echó a la calle en el año de la Misericordia

Y Huelva se echó a la calle en el año de la Misericordia

Tras una dulce espera, llegó uno de los días más señalados de este año 2016 para gran parte del sector cofrade: La Magna Procesión de Huelva. Con motivo del año de la Misericordia, el día 17 de septiembre de 2016 tuvo lugar en la vecina ciudad de Huelva una jornada histórica que sin duda quedará en el recuerdo de muchísimas personas. Como ya se venía anunciando en los distintos medios y redes sociales, La Banda de Las Cigarreras pudo vivir esta mágica jornada en un lugar privilegiado: Tras el Señor de Las Penas en sus Tres Caídas.

Nuestra participación consistió en poner música al recorrido de vuelta de la Hermandad de las Tres Caídas. En un primer momento, sería la Banda Jesús Nazareno de Huelva la que acompañaría al Señor de las Penas hasta la Gran Vía, donde comenzaba el recorrido oficial y se llevó a cabo el acto misericordioso.

Tras el recorrido oficial y en torno a las 21:00 horas, nuestro banderín se colocaba tras el portentoso misterio de la Tres Caídas, comenzando así una maravillosa experiencia que nos hizo sentir como auténticos privilegiados.

En los primeros compases de nuestra actuación, vivíamos uno de los momentos más destacados del recorrido de vuelta: La subida de la Cuesta de las Tres Caídas. Rodeados de una gran cantidad de público, los acordes de Amor de Madre serían los primeros que interpretaríamos en Huelva. Tras ello, composiciones como Madre de Dios, Trabajadera de Metal, Costalero del Soberano y Por Triana, Soberano, sonarían para culminar la subida del afamado enclave onubense.

Con marchas como Sobre los Pies te lleva Sevilla, Bendícenos Jesús o Noches de Lunes Santo, la querida corporación del Lunes Santo onubense empezaba a acercarse a su barrio de El Polvorín, donde el fervor y la emoción se palpaban en el ambiente. Junto al selecto andar del paso y el magnífico discurrir de la cofradía en la calle, pudieron verse estampas inolvidables como la del Señor de las Penas a sones de Ave María.

Gran parte de nuestro repertorio más demandado seguiría sonando por las calles de Huelva: Ante Anás, el hijo de Dios, Jesús en su Prendimiento, Sagrada Eucaristía o Sagrado Decreto eran, entre otras, las más destacadas de un recorrido de ensueño que devolvería a la cofradía a su templo.

En torno a la 1:20 de la madrugada, las primeras insignias comenzaban a entrar en el templo. Prendido y Amor de Madre, junto con la Marcha Real, fueron las últimas composiciones que sonaron en este 2016 tras el Señor de las Tres Caídas, poniendo así un broche de oro a la excelente participación de la Hermandad en la Procesión Magna de Huelva.

Foto: Al compás cofrade

Redactor. Componente en la percusión.

Comenta la noticia con tu cuenta de Facebook

Noticias relacionadas