21 de noviembre de 2017

Cabecera
Rafael Vázquez: Madre Cigarrera es un homenaje a todos los grandes músicos de la banda en 35 años

Rafael Vázquez: Madre Cigarrera es un homenaje a todos los grandes músicos de la banda en 35 años

Continuamos nuestro particular ciclo de entrevistas los Domingos de Cuaresma. Hoy, cuando tan sólo restan 14 días para el Domingo de Ramos entrevistamos a toda una institución en la música procesional de la Semana Santa de Sevilla: Rafael Vázquez Mateo.

Rafa Vázquez, como le llamamos los músicos que compartimos el día a día con él, es el autor de la tercera composición que la Banda de Las Cigarreras ha estrenado en este año 2015, Madre Cigarrera. Esta composición pudimos escucharla el pasado viernes en el segundo de los conciertos del Ciclo “Manolo Pardo… In Memoriam”, llevado a cabo en el Polígono San Pablo.

Al margen de ello, Rafael Vázquez es autor de decenas de composiciones interpretadas por una multitud de bandas a lo largo de todo el territorio nacional. Junto a José Manuel Reina fue el creador de aquel “estilo Triana” que enamoró a miles de personas en la década de los 90 y principio de los 2000. Así como actualmente colabora con la Dirección Musical de la Banda de Las Cigarreras aportando en los últimos tiempos composiciones tan sublimes como Cordis Mariae.

¿Qué fue lo que llevo a Rafael Vázquez para que se dedicara a la música procesional? ¿cómo vivías de pequeño la Cuaresma y la Semana Santa?

Bueno, como la mayoría de los niños de Sevilla, todos nos hemos criado con un ambiente cofrade en nuestras casas cuando llegaba la Cuaresma, olor a incienso, las marchas sonando por todos los rincones mientras nuestra madre limpiaba o hacia la comida…Yo tengo la suerte de pertenecer a una familia con mucha tradición musical, mi tío, ya fallecido, D. Miguel Vázquez Garfia, fue profesor de piano, organista de la Iglesia Parroquial del Sagrario de la Catedral de Sevilla y compositor de marchas procesionales. Mi padre está muy vinculado a la música coral polifónica desde niño en la antigua Escolanía Virgen de los Reyes de Sevilla y todavía hoy sigue haciéndolo. Siempre he sido un estudioso de la música Coral y sinfónica, y cuando empecé a conocer la música procesional encontré en ella una forma de desarrollar mis ideas y mi música.

Antes estaba relacionado con la Dirección Musical de la Banda del Stmo. Cristo de las Tres Caídas, ¿qué es lo que más echa de menos de su etapa anterior?

Fui Director Musical de esta magnífica banda desde el año 1996 hasta el 2008 en el que entre a formar parte de la banda de Las Cigarrera. Lo que más echo de menos son los incontables amigos y compañeros con los que compartí muchísimos momentos inolvidables y a los que guardo un grandísimo cariño.

Tras pasar a ser colaborador de la Dirección Musical de “Las Cigarreras”, ¿qué ha cambiado la visión que tenía de esta banda con respecto a su etapa anterior?

Siempre he sido un gran seguidor de la banda de Las Cigarreras desde mucho antes de empezar mi etapa en las Tres Caídas, ya sonaban en mi casa marchas como “Amor de Madre” o “Maestro” pero siempre desde fuera…Ahora después de dos años ayudando y apoyando a la Dirección Musical de nuestra banda he descubierto el gran nivel de trabajo y el entusiasmo que existe en todos los estamentos de la banda y me ha enriquecido mucho musicalmente tener la oportunidad de compartir mis conocimientos con músicos de un nivel extraordinario.

Según Rafael Vázquez, ¿qué le aporta a “Las Cigarreras”? ¿y viceversa?

Bueno, yo pienso que cada uno aporta una pequeña parte de su experiencia y sus conocimientos, cada componente y cada director, en cada ensayo, en cada proyecto, y reunir todo eso para conseguir un objetivo común. Personalmente, Las Cigarreras me aporta la oportunidad de desarrollar mis ideas y mi creatividad, me aporta seguridad, y me hace tener mucha ilusión por seguir trabajando al máximo nivel.

Rafael Vázquez en un ensayo de Las Cigarreras

Rafael Vázquez tiene un amplísimo repertorio musical con composiciones como: Soberano Poder, Padre Nuestro, Cerca de Ti, Sangre y Agua, Mi Plegaria, Cigarreras de Triana, Dios Padre, Marinero de Esperanza… ¿Con cuál te quedarías y por qué?

Todas ellas tienen alguna motivación especial y a todas les tengo muchísimo cariño, algunas ya se han convertido en verdaderos clásicos en los repertorios de muchas bandas con más de 20 años de antigüedad como, “Llora María”, ”Stella Maris”, ”Alma Gitana”, “Salve Macarena”, “Cautivo en su Soledad”, etc…por este motivo, son las que considero más importantes por lo que significan para el futuro de la música procesional. Pero si ha habido algo verdaderamente importante para mi trayectoria en la música procesional, ha sido sin lugar a dudas, que la banda de Las Cigarreras Interpretara la marcha “Al Cielo el Rey de Triana” en la Capilla de los Marineros en año pasado creando un precedente para mi inolvidable y que dejo constancia una vez más de la grandeza de esta formación y su manera de entender la música.

Hay numerosas composiciones que están hechas para gustar al espectador y no para reflejar el sentimiento que quiere transmitir el autor. ¿Qué piensas sobre estas composiciones?

La música no tiene límites y tiene un universo infinito de posibilidades, lo que creo que si limita este concepto es su contexto, su forma musical y por supuesto, el objetivo final para la que fue concebida. La forma musical marcha y más concretamente, marcha procesional, se creó para acompañar musicalmente a una determinada hermandad mientras realiza su estación de penitencia en procesión. O así lo entiendo yo. En los últimos años se han incorporado algunas composiciones que para mi entender están fuera de este contexto, no dejan de ser grandes obras musicales realizadas por músicos de un gran nivel compositivo, pero que distan mucho del objetivo primordial para la que fue creada esta forma musical.

La vida de las personas están cargadas de sueños e ilusiones, ¿hay algún sueño musical que Rafael Vázquez le gustaría cumplir?

En casi 25 años dedicados a la música, he tenido todo tipo de satisfacciones a nivel profesional y he trabajado con músicos de grandísimo nivel, Corales, Bandas de Música, Orquestas Sinfónicas, etc. Mi gran ilusión para el futuro es que, además de poder tener la oportunidad de ser parte integrante de la dirección musical de Las Cigarreras, aunque la verdad es que ya me siento parte de ella…seria que, dentro de varias décadas, cuando ya mis hijos tengas la edad más avanzada, puedan seguir escuchando las marchas que en su día compusiera su padre y puedan sentirse orgullosos de mi trabajo y dedicación a nuestra querida Semana Santa.

Hoy día el público suele prestarle más atención a las agrupaciones y bandas de cornetas y tambores que a la imagen que hay delante. ¿Crees que esto se ha visto alimentado por ellas mismas?

Creo que la mayoría del público va a disfrutar del discurrir de su hermandad, van a ver como sus titulares pasan por su lado haciendo su estación de penitencia y están motivados por la devoción que sienten por ellos. El efecto que me comentas es promovido por un pequeño sector del público que solo acude para oír a su banda favorita y que poco aporta al conjunto de cosas y emociones que engloban a la Semana Santa. No creo que exista ninguna formación musical que promueva este tipo de actitud en ese sector del público.

El año pasado presentaste la marcha Cordis Mariae y este año “Madre Cigarreras”, ¿por qué ese nombre?. Explícanos un poco

Esta nueva composición está dedicada al XXXV aniversario fundacional de nuestra banda, y creo que no hay un título mejor que englobe todo lo que significa para nosotros el formar parte de gran familia. He querido rendir un sincero homenaje a algunos de los músicos más importantes que han dejado un huella imborrable a su paso por la banda en todos estos años. Tiene una primera parte fúnebre que está dedicada a nuestro primer gran músico y maestro Manolo Pardo. Durante el desarrollo de la marcha se hacen alusiones a otros grandísimos músicos como: Francisco J. González Ríos, Pedro M. Pacheco, David Álvarez, Dionisio Buñuel, Vicente Moreno y Bienvenido Puelles, todos ellos sin lugar a dudas han hecho posible que hoy en día la banda de Las Cigarreras sea una de las mejores formaciones musicales del país.


 

Si tuviera que definir con un momento, una marcha y un autor a la Semana Santa de Sevilla, ¿cuáles serían?

Sin lugar a dudas, ver al palio de la Amargura a los sones de “Amarguras” de Manuel Font de Anta.


Queremos agradecer a  Rafael Vázquez por regalarnos un trocito de su tiempo para la realización de esta entrevista, así como concedernos el privilegio de interpretar su música.

Entrevista: Alejandro Cuenca Riquelme

Sobre el autor

Director de comunicación. Componente en la segunda voz de cornetas.

Comenta la noticia con tu cuenta de Facebook

Noticias relacionadas

X